Innovación educativa empieza ser uno de los términos más recurrentes en los últimos dos años, en la política educativa, en la prensa y en las escuelas y colegios. Podriamos decir que está de moda  o que es un trending topic mundial. Si no hablas de innovación no estás IN y posiblemente pienses que si no lo solucionas de inmediato estarás OUT.

Quiero en este post lanzar algunas ideas generalistas sobre la innovación educativa desde mi experiencia innovadora, aunque este término realmente me cansa, y hasta diría que me aturde ya que soy de los que prefiere hablar de cambios transformadores de la realidad educativa, tanto a nivel global como particular. Estas ideas espero que generen nuevos post más desarrollados hablando de cada uno de ellas.

Mis claves de innovación

En mi día a día y desde mi experiencia docente he ido forjando la creencia de que los cambios que transformarán la educación se basarán en cuatro grandes pilares.

  • La evaluación: la interpretación más sana de esta acción, conllevará una nueva conceptualización de la acción de evaluar. El uso de nuevas técnicas que nos permitan, no solo cuantificar lo aprendido (su interpretación más barata y habitual) sino también la capacidad de valorar los procesos de aprendizaje, introduciendo nueva terminología y dando sentido a la información obtenida para reconvertirla en herramienta de aprendizaje y no en juicio finalista. Los cambios en la evaluación generarán cambios en las metodologías y no al contrario.
  • Los contenidos: la generación de currículos más honestos con el alumno y con el docente. Saber diferenciar lo importante de lo secundario, lo indispensable de lo anecdótico, aquello que hay que saber de aquello que se puede consultar. Hacer que el currículo académico sea una herramienta de trabajo que potencie las capacidades y expectativas y que deje tener un propósito finalista que enjuicie capacidades y velocidades de procesamiento.
  • La tecnología: sin duda uno de los retos más apasionantes que se abre ante nosotros en un mundo donde la digitalización, la información y el dato en formato binario son los reyes y serán el futuro. La escuela y las empresas tecnológicas deben ser capaces de escolarizar la tecnología de una vez por todas, sin caer los primeros en el error de tecnificar sus recintos y los segundos en sentirse docentes. Trabajar en equipo dará máximas posibilidades de triunfar.
  • La formación permanente del profesorado: el absoluto convencimiento por parte de los profesores, de que deben formarse de manera continua, no solo en aquellos elementos propios de su especialidad, sino también en todo el conjunto de técnicas y conocimientos que hagan que su práctica docente sea cada día un poco mejor. Esto debe conllevar asociado que las instituciones y gobiernos les faciliten el acceso a esa formación.

Estos cuatro pilares me parecen fundamento de la transformación y a pequeña escala son los que me han hecho mejorar mi día a día en el aula , pero no pueden quedar en el marco privado de cada profesor, de cada escuela, deben ser globalizados ya que la educación concierne a toda la sociedad revertiendo en ella su acción y sus frutos.

Como dirían Tip y Coll, otro día hablaremos del gobierno, o los gobiernos, o la ley o las leyes….. pero algo está creciendo.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here